El ratoncito ágil y La ruta de los elefantes.

Cerca de donde vivo hay una carretera conocida como “la ruta de los elefantes“. Es una carretera corta pero con muchas curvas, poca visibilidad y frecuentada por muchísimos camiones, por lo que la circulación resulta lenta y pesada, de ahí el “apodo” que se ha ganado.

La ruta de los elefantesEste apodo parece aplicable, por los mismos motivos, al mundo de la implantación de los grandes ERP’s. Gran parte de ese pastel se lo reparten entre unas cuantas grandes empresas, a menudo multinacionales, que acaparan a la mayoría de grandes clientes. Entre la vertical e interminable jerarquía de una buena parte de ellas -como por la ruta de los elefantes- circulan managers más centrados en la cuentas de resultados financieros que en la satisfacción de los clientes, más centrados en la facturación que en la calidad del producto, más centrados en contentar a la parte superior de la jerarquía que en motivar a los de abajo.

De la misma manera que por la carretera, por estas empresas también circulan un numero enorme de trabajadores que como los coches de la carretera quedan atrapados entre varios “camiones pesados”, frenando su avance, retrasando sus objetivos, disminuyendo su visibilidad y haciéndoles imposible adelantar para continuar su camino a su propio ritmo. Muchas veces no es culpa del camión retrasar a los coches, los camiones son grandes, lentos y pesados per-sé, el problema de esa carretera es la cantidad increíble de ellos que se suelen encontrar en el camino y la poca colaboración de éstos para permitir ser adelantados.Cerca de donde vivo hay una carretera conocida como “la ruta de los elefantes“. Es una carretera corta pero con muchas curvas, poca visibilidad y frecuentada por muchísimos camiones, por lo que la circulación resulta lenta y pesada, de ahí el “apodo” que se ha ganado.

La ruta de los elefantesEste apodo parece aplicable, por los mismos motivos, al mundo de la implantación de los grandes ERP’s. Gran parte de ese pastel se lo reparten entre unas cuantas grandes empresas, a menudo multinacionales, que acaparan a la mayoría de grandes clientes. Entre la vertical e interminable jerarquía de una buena parte de ellas -como por la ruta de los elefantes- circulan managers más centrados en la cuentas de resultados financieros que en la satisfacción de los clientes, más centrados en la facturación que en la calidad del producto, más centrados en contentar a la parte superior de la jerarquía que en motivar a los de abajo.

De la misma manera que por la carretera, por estas empresas también circulan un numero enorme de trabajadores que como los coches de la carretera quedan atrapados entre varios “camiones pesados”, frenando su avance, retrasando sus objetivos, disminuyendo su visibilidad y haciéndoles imposible adelantar para continuar su camino a su propio ritmo. Muchas veces no es culpa del camión retrasar a los coches, los camiones son grandes, lentos y pesados per-sé, el problema de esa carretera es la cantidad increíble de ellos que se suelen encontrar en el camino y la poca colaboración de éstos para permitir ser adelantados.

Continue Reading…

Nuevo blog, nuevos retos

Este es el primer mensaje publicado desde la nueva version del blog, publicada de nuevo en WordPress, con un lavado de cara importante y muchas mejoras técnicas, por ejemplo:

  • Nuevo diseño: mas limpio, mas accesible, “mobile friendly”, minimalista y práctico, o al menos con esa intención ha sido diseñado.
  • Enlaces mas concretos y accesibles a mis otros perfiles en twitter y linkedIn, para quien quiera saber mas o mantenerse informado al minuto de las novedades del blog.
  • Nuevas opciones: motor de búsqueda para poder buscar en post antiguos, botón de twitter mejorado que junto a los comentarios recomiendo utilizar para mantenernos en contacto, archivo desplegable en la barra, y archivo completo con nube de tags para que no se pierda ningún post, y espero que mejoras de accesibilidad con el nuevo diseño.
  • Nuevo código QR que aparece en todas las páginas en el menú lateral derecho (→) para poder seguir leyendo los artículos en el móvil rápidamente.

Pero estos cambios no son lo mas importante. El lavado de cara es renovador pero espero, además, poder cumplir varios objetivos extra, principalmente los siguientes:

  • Empezar a publicar post también en inglés

Lo dicho, espero que este sea el comienzo de un cambio a mejor de aquí en adelante y que los nuevos medios técnicos me permitan compartir todo lo que me gustaría. Cualquier sugerencia será bien recibida en los comentarios o en twitter 🙂